es

Diálogo social en el sector metalúrgico europeo

En una era dominada por las tecnologías de la información y la comunicación, el sector metalúrgico, que en la década de los 70 ocupó un lugar primordial en el ámbito de las relaciones laborales, parece que ha quedado relegado a la esfera sociopolítica.

Sin embargo, a pesar de que actualmente se encuentra inmerso en un complejo proceso de reestructuración, sigue siendo uno de los principales sectores de la economía europea, ya que comprende un vasto número de empresas y emplea a millones de trabajadores.

Los procesos de globalización, la movilidad profesional, la protección social, la seguridad en el trabajo, el desempleo y otros factores, como la ampliación de la Unión Europea, comportan nuevos desafíos, tanto a las empresas como a los trabajadores de este sector, especialmente en los países candidatos o que acaban de adherirse a la Unión Europea. El fortalecimiento del diálogo social puede ayudar a las organizaciones de trabajadores y de empleadores a hacer frente a la profunda transformación del sector.

Conscientes del desafío común que afrontan y de la escasez de capacidades específicas por parte de ambas, las dos principales asociaciones europeas de empresarios y de trabajadores (a saber, el Consejo de Empleadores Europeos del Metal, la Ingeniería y las Industrias de Base Tecnológica [CEEMET]1 y la Federación Europea de Metalúrgicos [FEM]2 ) establecieron en el año 2006 un grupo de trabajo permanente en Bruselas para “debatir cuestiones relacionadas con la competitividad, el empleo, la educación y la formación durante el próximo bienio”.

En el año 2007, la FEM y el CEEMET también acordaron el establecimiento de un organismo permanente para el diálogo social, a fin de “intentar contribuir a la creación y mantenimiento de un entorno que asegure un sector manufacturero competitivo, capaz de ofrecer empleo sostenible y de alta calidad. En este contexto, resulta de vital importancia preparar a las empresas y a la mano de obra en los sectores metalúrgicos para que puedan hacer frente a los desafíos asociados a la globalización y a la necesidad de adaptarse a los cambios tecnológicos y organizativos que se suceden cada vez con mayor rapidez”.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea propuso una “Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la creación del Marco Europeo de Cualificaciones para el aprendizaje permanente”.

El Centro Internacional de Formación de la OIT ha recibido un importante encargo al respecto: concebir y ejecutar dos proyectos paralelos, financiados por la Unión Europea, para fortalecer a las organizaciones de trabajadores y de empleadores del sector metalúrgico en los nuevos Estados miembros y en los países candidatos a la adhesión, promoviendo así el diálogo social a escala nacional y europea.

El Programa de Actividades para los Trabajadores del Centro, en colaboración con la FEM, trabaja para reforzar a los sindicatos metalúrgicos en los nuevos Estados miembros y en los países candidatos. Del 18 al 22 de febrero, organizó el primer taller de formación para formadores en Turín, en el que participaron 23 sindicalistas de Bulgaria, Croacia, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Macedonia, Malta, Polonia, Rumania, República Checa y Turquía. Asimismo, están previstas cinco actividades subregionales, una conferencia europea sobre diálogo social y una conferencia de seguimiento en línea.

En el marco de este proyecto, se prestará asistencia a los sindicatos metalúrgicos para adquirir los conocimientos especializados y la experiencia necesarios para apoyar el diálogo social nacional y europeo. También se tendrán en cuenta las necesidades organizativas, estructurales, financieras y profesionales concretas de los sindicatos, prestando una atención especial a los procesos de negociación, a la coordinación de actividades y a la adecuada representación de los trabajadores en todos los niveles.

El Programa de Actividades para los Empleadores del Centro, por su parte, pretende dotar a las organizaciones de empleadores del sector metalúrgico de instrumentos y competencias modernos con los que atraer más afiliados y darles un mejor servicio, a fin de promover los intereses de las empresas del sector a través de un diálogo social eficaz. Del 25 al 29 de febrero, organizó un primer taller en Turín, en el que 18 altos ejecutivos de organizaciones de empleadores del sector metalúrgico de Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Estonia, Lituania y Polonia tuvieron la oportunidad de intercambiar opiniones con sus homólogos de Alemania, Bélgica y el Reino Unido.

--------------------------------------------------------------------------------------

1 El CEEMET representa a organizaciones de empleadores del metal, la ingeniería y las industrias de base tecnológica en 19 países, y dedica una especial atención a las cuestiones relacionadas con las políticas sociales. Sus organizaciones afiliadas representan actualmente a unas 200 000 empresas, que emplean a unos 12 millones de personas.

2 La FEM es una organización que agrupa a 69 sindicatos metalúrgicos de 32 países, que cuentan en total con 6,5 millones de afiliados. La FEM actúa en nombre de los sindicatos metalúrgicos representativos de todos los Estados miembros de la Unión Europea y de otros países europeos.

International Training Centre of the ILO

Viale Maestri del Lavoro, 10
10127 Turin - Italy

Contáctenos