es

Lograr un cambio real en la protección social

Monica Cabanas es Jefe de Gabinete de la Secretaría de Políticas de Previsión Social del Ministerio de Protección Social del Brasil. Monica, una mujer joven y empeñada en lograr cambios reales en su país, participó en varios cursos en el Centro Internacional de Formación de la OIT de Turín, antes de convertirse ella misma en profesora de un curso sobre protección social destinado a países africanos de habla portuguesa. En la actualidad, también es miembro del Consejo del Centro, en el que aboga por la realización de más cursos en portugués.

Entrevista con Monica Cabanas, Ministerio de Protección Social, Brasil

OIT: ¿Podría hablarnos sobre su carrera profesional y sus funciones en el Ministerio?
Monica Cabanas: Yo soy originaria de Porto Alegre, donde trabajé como periodista. Siempre me han interesado las cuestiones sociales y completé mis estudios universitarios con una tesis sobre la situación de las mujeres que trabajan en el servicio doméstico en Brasil. Cuando empecé a trabajar para el Ministerio de Protección Social, me encargaba de los servicios de seguridad social en el área metropolitana de Porto Alegre, una gran ciudad en el sur del Brasil. Más tarde me invitaron a trabajar para la Secretaría encargada de las políticas nacionales sobre seguridad social. En la actualidad, soy la secretaria adjunta del Consejo Nacional de Protección Social y, desde el mes de febrero de este año, también me encargo de la organización de un Foro nacional, que constituye una iniciativa completamente nueva en este ámbito.

OIT: ¿En qué consistirá exactamente dicho Foro?
Monica Cabanas: Fue una idea del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva con la finalidad de evaluar un plan a largo plazo para la protección social en el Brasil. La novedad es que se trata de la primera vez que se discute esta cuestión de forma tripartita, con la participación de miembros del gobierno, organizaciones de trabajadores y organizaciones de empleadores. El tripartismo es un concepto muy valorado en los cursos en los que participé en Turín y creo que es esencial implicar a una mayor parte de la sociedad en las decisiones relacionadas con la protección social, porque la seguridad social requiere un sólido consenso para ser sostenible.

OIT: Usted también se encarga de las cuestiones relacionadas con la igualdad de género...
Monica Cabanas: Sí, mi informe sobre la situación de los trabajadores en el servicio doméstico en Brasil fue utilizado como base para iniciar los debates sobre la nueva legislación a ese respecto. La mayoría de dichos trabajadores son mujeres que no cuentan con ningún tipo de protección social. En la actualidad, hemos logrado aplicar una ley que trata indirectamente esta cuestión: proporciona importantes beneficios tributarios a los empleadores que formalizan la situación de sus trabajadores domésticos y pagan sus cotizaciones al régimen nacional de pensiones. De esa forma, resulta más conveniente declarar a los trabajadores que mantenerlos en una situación informal. Pronto recibiremos los primeros datos del Ministerio de Hacienda sobre la repercusión que ha tenido esta nueva ley, pero hasta el momento no podría decirle aún si la ley es positiva o no. Mi forma de trabajar es adoptar las decisiones a través de la concertación y de las lecciones extraídas de las prácticas óptimas, tal como me enseñaron en los cursos de formación de Turín.

OIT: ¿Cuál es su opinión sobre la formación que recibió en Turín? ¿A qué cursos asistió?
Monica Cabanas: El primer curso al que asistí fue en el año 2001 y se trató de un taller sobre la financiación de la seguridad social y de los regímenes de pensiones. Más tarde, en 2003-2004, asistí a un curso tripartito sobre la gestión de instituciones de seguridad social, que consistió en una formación a distancia y en dos seminarios presenciales en Montevideo (Uruguay). En estos momentos estoy siguiendo el curso de aprendizaje a distancia "Género, pobreza y empleo", en el marco del Proyecto EUROsociAL. También participé como profesora en un curso sobre protección social dirigido a países africanos de habla portuguesa. El año pasado impartimos un primer seminario en Turín y este año hemos impartido un segundo. El año que viene, tenemos previsto llevar a cabo una serie de actividades en Brasil para participantes procedentes de países africanos.

OIT: ¿Han tenido esos cursos una repercusión importante en su trabajo?
Monica Cabanas: Después de haber estudiado en Europa y en América, los cursos de formación del Centro de la OIT en Turín me proporcionaron conocimientos y competencias prácticas para implementar las políticas del Ministerio de Protección Social. Los profesores están muy preparados y es casi imposible encontrar en otros lugares la información disponible en Turín. El acceso a todos los recursos y prácticas óptimas es fundamental para formar a personas que ocupan puestos como el mío.
Por último, pero no por ello menos importante, el propio hecho de relacionarte con personas que ocupan puestos similares en otros países y que participan en el curso para aprender cómo tratar problemas parecidos a los tuyos, es muy enriquecedor y te ofrece otros puntos de vista sobre las políticas.

OIT: Usted es una mujer joven que ocupa un alto cargo en un ministerio, ¿es eso excepcional en el Brasil? ¿Cuál es la situación actual en su país?
Monica Cabanas: Existe un problema de discriminación entre hombres y mujeres, al que desgraciadamente también se añade un problema de discriminación racial. Como resultado, algunas mujeres encuentran verdaderas dificultades para encontrar un trabajo digno y poder llegar a fin de mes, pero algunas mujeres también ocupan puestos de alto nivel en la sociedad y en la política. Recientemente, el Gobierno brasileño ha creado una Secretaría especial sobre los derechos de las mujeres y las cuestiones en materia de discriminación. La integración de las cuestiones de género se ha convertido en una prioridad en todos los ministerios. De hecho, uno de los aspectos que estamos debatiendo en el Foro es cómo incrementar la protección social de las mujeres pobres. Creo que estamos yendo en la buena dirección y que lograremos ayudar a las mujeres a abandonar el sector informal. Ésta es ciertamente una prioridad en mi país. Por ello sigo un curso en Turín sobre las cuestiones de género y la protección social.

OIT: ¿Siente que representa usted un ejemplo para las mujeres de su edad en su país?
Monica Cabanas: No. No es mi estilo pensar en mi papel personal. Prefiero pensar en mí misma como parte de una comunidad. Intento trabajar en equipo y ser un miembro más del mismo. Es más, creo que es más importante aportar mi contribución a la comunidad de una forma activa que constituir un simple ejemplo.

OIT: Ahora que es miembro del Consejo del Centro, ¿hay algún aspecto específico en el que desearía contribuir?
Monica Cabanas: Sí, por ejemplo, hay un aspecto que yo (como ciudadana brasileña) considero bastante importante. La gente en mi país no siempre habla otros idiomas, por lo que muy a menudo no tiene la oportunidad de estudiar en el extranjero como yo hice en Turín. Por esa razón, insistiré en la necesidad de que el Centro de Turín ofrezca formación en portugués. De hecho, el Brasil y todos los países africanos de habla portuguesa comparten muchos intereses y preocupaciones: necesidad de mejorar la protección social,  ausencia de instrumentos para el desarrollo y carencia de cursos de formación y material didáctico en nuestro idioma. Somos pocos los que hablamos español y ello es evidentemente un obstáculo para nuestro desarrollo ya que, muy a menudo, ni siquiera podemos asistir a un seminario.

Entrevista de Ian Palombi, Departamento de Comunicación, OIT-Ginebra

 

International Training Centre of the ILO

Viale Maestri del Lavoro, 10
10127 Turin - Italy

Contáctenos