es

Los empleadores afganos ayudan a impulsar la economía del país

Afganistán aparece casi a diario en los medios de comunicación de todo el mundo. Las noticias sobre este país suelen hablar de ataques terroristas, bombardeos o secuestros. Sin embargo, existe otro Afganistán que, a pesar de las dificultades, lucha por recuperar sus días gloriosos, cuando representaba un cruce de culturas y de rutas comerciales, estableciendo los fundamentos para un mejor futuro de paz, justicia social y desarrollo económico. Esto último depende de la reconstrucción de la industria y el comercio y del restablecimiento de los organismos que los representan. Los problemas relacionados con la seguridad y la falta de las necesarias reformas estructurales, que todavía se encuentran en fase de preparación, han impedido hasta ahora y siguen dificultando que ello se haga realidad.

De acuerdo con el informe sobre Afganistán preparado por el Economist Intelligence Unit (en octubre de 2008), los sectores de la agricultura y los servicios generan la mayor parte del PIB de Afganistán, mientras que la industria, a pesar del auge de la construcción, sólo está experimentando un tímido despegue. De acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional, las mejoras en la balanza comercial de Afganistán han reforzado su posición, posibilitando ulteriores incrementos en sus reservas en divisas en 2008 y 2009. Asimismo, se espera un incremento de la inversión extranjera y que el PIB aumente en un 7,5% en 2008/2009. Los otros indicadores macroeconómicos probablemente no experimentarán grandes mejoras y se prevé que el déficit en el comercio de mercancías siga ampliándose.

Esta compleja situación requiere una reorganización completa del país y de su sociedad civil (lo que incluye a las organizaciones de empleadores). ¿Qué papel pueden desempeñar tales organizaciones en este contexto? ¿Cuáles son los elementos fundamentales para asegurar la eficacia de una organización de empleadores? Estos temas serán analizados y debatidos en profundidad del 10 al 13 de noviembre en Turín, durante un taller específicamente concebido por el CIF-OIT en colaboración con la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT, con el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia y el Programa de Cooperación Empresarial de los Países Bajos. Catorce participantes asistirán a dicho taller, muchos de los cuales proceden de la Cámara de Comercio e Industria de Afganistán y de sus organizaciones sectoriales afiliadas como la Asociación de Comerciantes de Piedras Semipreciosas de Afganistán, la Asociación de Exportadores de Afganistán y la Federación Empresarial de Mujeres de Afganistán.

La finalidad del taller es dotar a los participantes de las capacidades necesarias para desempeñar el papel que les compete en sus instituciones, dedicando una atención especial al buen gobierno, lo que incluye la transparencia, la rendición de cuentas, los procesos democráticos, la gestión organizativa, la gestión de los recursos humanos, el cabildeo y la movilización, el aumento de la afiliación y la prestación de servicios de calidad a los afiliados.

International Training Centre of the ILO

Viale Maestri del Lavoro, 10
10127 Turin - Italy

Contáctenos