es

Luchar contra la trata de seres humanos: de la comprensión a la acción

“Un delito que nos avergüenza a todos”, “la esclavitud moderna”, “la epidemia de la esclavitud sexual”: los informes relativos a la trata de seres humanos arrojan llamativos titulares con bastante frecuencia. Pero ¿qué sabe realmente la gente sobre este fenómeno mundial? ¿Cómo pueden fomentar los gobiernos e instituciones, más allá de las meras campañas de sensibilización, un cambio verdadero y duradero en el modo de pensar y reaccionar de la población ante la trata de seres humanos? ¿Cómo incitar a la gente a dar un paso más y pasar de la sensibilización a la comprensión real, y luego dar otro paso hacia el rechazo y la denuncia?

Éstas son preguntas que interesan a la mayoría de los países en todo el mundo, de la misma forma que la mayoría de ellos sufre, de una forma u otra, esta vergonzosa lacra cuyos efectos son muy tangibles, pero que al mismo tiempo es difícil de detectar y comprender.  

En Sudáfrica, los funcionarios gubernamentales admiten que la legislación en vigor no es la adecuada para combatir la trata de seres humanos y se han presentado iniciativas para introducir un nuevo proyecto de ley sobre la trata, a fin de establecer bases legales más estrictas para resolver este problema. De hecho, en muchos sentidos, Sudáfrica se encuentra actualmente a la vanguardia de la lucha contra la trata de seres humanos. Su compromiso nacional, guiado por la Fiscalía Nacional, se ve reconocido con el apoyo y la colaboración de numerosas organizaciones internacionales (como la OIT, la ONUDD, el UNICEF, la OIM y la UNESCO), varios institutos nacionales de investigación (como el Consejo de Investigación en Ciencias Humanas y la Universidad de Sudáfrica) y con la orientación y el apoyo financiero de la Comisión Europea.

Esta coalición de buena voluntad ha facilitado el establecimiento de un Plan de Acción Nacional para luchar contra la trata de seres humanos y el lanzamiento de una campaña titulada “Tsireledzani!” (¡Protege!), cuya principal finalidad es elaborar un plan rector para todos aquellos que trabajan en la prevención de la trata y en la protección de la población sudafricana ante esta terrible vulneración de sus derechos humanos.

Dicho Plan de Acción se basa en cuatro pilares: investigación, apoyo a las víctimas, fortalecimiento de las capacidades y sensibilización. El Centro Internacional de Formación de la Organización Internacional del Trabajo ha recibido el encargo de implementar este cuarto componente. Trabajando en estrecha colaboración con la Fiscalía Nacional y las otras partes interesadas en el Plan de Acción Nacional, el Proyecto ideado por el Centro creará y validará diversos mensajes para una campaña destinada a determinados grupos y áreas centrales para resolver el problema de la trata en Sudáfrica. Su finalidad no es únicamente lograr una repercusión inmediata en las actitudes de la población y en la voluntad de denuncia de los casos de trata en esos grupos y áreas, sino establecer un modelo sostenible para promover un cambio de actitudes y comportamientos que pueda adaptarse y reproducirse en todo el país.

La OIT  también aprovechará la capacidad de sus mandantes (las organizaciones de trabajadores y de empleadores), los cuales pueden desempeñar un papel crucial para resolver este problema tan fundamentalmente conectado con el mundo del trabajo. Además, dichos interlocutores sociales no pueden sino beneficiarse de un mercado laboral que no se vea socavado por la explotación laboral, que es el resultado final de la trata.

International Training Centre of the ILO

Viale Maestri del Lavoro, 10
10127 Turin - Italy

Contáctenos