es

Consulta

La primera responsabilidad del Funcionario Encargado de las Cuestiones de Ética es una función de consulta. A solicitud, el Funcionario Encargado de las Cuestiones de Ética aconseja a la administración y a los miembros del personal sobre aspectos de ética y ofrece consejos sobre la permisibilidad de las actividades externas. Es una función de consulta de 360 grados, ya que comprende tanto a la administración como a los funcionarios, cuyos intereses no son necesariamente los mismos.

La consulta no tiene la intención de reemplazar los procedimientos existentes, en particular los concernientes a las actividades externas, sino simplemente brinda a los funcionarios interesados orientación confidencial a solicitud antes de realizar acciones.

En principio, la Oficina del Funcionario Encargado de las Cuestiones de Ética no está autorizada a recibir informes de mala conducta. Los informes de mala conducta recibidos en la Oficina del Funcionario Encargado de las Cuestiones de Ética son enviados a la autoridad pertinente. Todos los miembros del personal tienen el deber de informar sobre los casos sospechosos de mala conducta a la oficina pertinente (por ejemplo, Servicios de Recursos Humanos o Tesorería).

Además, el Funcionario Encargado de las Cuestiones de Ética no trata las decisiones administrativas relacionadas con el empleo ni resuelve quejas. En caso de conflicto, los miembros del personal son alentados a buscar los consejos imparciales e independientes del Mediador, o pueden buscar una revisión por parte de los Servicios de Recursos Humanos, y en último caso, apelar al Tribunal Administrativo de la OIT.

 

 

 

International Training Centre of the ILO

Viale Maestri del Lavoro, 10
10127 Turin - Italy

Contáctenos